SI NACEMOS

In-Bed-The-Kiss-by-Henri-de-Toulouse-Lautrec

Si nacemos,
las palabras se nos acoplan
a los glóbulos rojos y blancos,
nos pintan la frente
por dentro,
invaden con cordones
lo que se nos presenta a los
ojos
y se largan desmemoriadas
en su muerte.

La nuestra,
que imprecisa vive
aun cuando se nos duerme
en los dígitos manuales,
nos viene sorpresiva,
de caudal extenso en las rocas,
si bien no existe más que el deterioro
del tiempo que nos envuelve.

El lenguaje anclado,
para guiar el camino mudable,
nos llama,
siempre pasajero razonado,
y mi piel se adormece
entre el suelo y sus zapatos,
punta-talón en una hebilla;
el trueno defiende mi barco
de quedarse en el horizonte:

Cómo sobrepasar el morir,
si lo importante desborda
el arte de afrontar la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s