LOS AVIONES

IMG_2771

Al cómplice

Poema deleznable, con la mejor de las intenciones en sus recovecos. Dirigido y teledirigido: LOS AVIONES

Los aviones que cruzan canales
cortan la distancia
con las ramas de la paciencia.

Se abrigan con tules el presagio de un adiós
meditado en domingo,
me componen silencios de abrigo
si en otros labios encuentran
su roce.

Los aviones duermen en mi mano
sin saber que sueñan con mi opuesta;
me enredan mirando a lo alto,
hueca en ciento,
por cada par que marcha doliendo
otros mares y tierras.

Los aviones
mecen las cadenas
de mi hundimiento y barbarie;
no sé rendirles homenaje
por pronto o por tarde;
aún su plumaje siente
cuando yo, en su llave, me encuentro.

Pero ahora, habiendo tenido tiempo
y consuelo, entiendo
que los aviones sólo crucen canales
por las palomas enroscadas
en las plumas de su cuerpo.

4 comentarios en “LOS AVIONES

  1. Cuando era pequeño sólo había un tipo de pájaro que me llamara poderosamente la atención, no eran las palomas que todos los niños se dedicaban a perseguir corriendo, yo perseguía con la mirada clavada al cielo los aviones que pasaban. Supongo que después de eso se me puso cara de nube y todos mis poemas están cargados de alas, aves, corrientes de aire y ganas de volar.

    Este poema me recordó un poco esos momentos pasados.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s