DOMAR EL VERSO

 
 D.

Domar el verso

en mi empeño por consagrarte

poema,

retratarte en axiomas

cada sílaba pendiente de un barco

a vela,

bersarte en cien portales

afóticos, curarme

esta maldita obsesión

de recaer ante la negativa de mi pluma,

sentirme tormenta

mientras espero un semáforo

en verde,

traicionar el papel con tu recuerdo:

Admitir que los lunes

no existen

desde que escribiste tu nombre

en mis manías.

2 comentarios en “DOMAR EL VERSO

    • Verdad que sí…! Benditos lunes…
      Es un poema que costó mucho en su día. No sabía cómo trasladar al papel lo que sentía y siento cuando ciertas personas te roban las rimas con sólo mirarte a los ojos. La vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s