CUERPO

6996660283666828

‘Punzadas’ de Erika Seguín Colás

 

 

Cuando Gustave Coubet se retrató en los últimos años de su vida

como una trucha mordiendo el cebo

-aguas frías, piedras, lodo-

quizá estuviera retratando su memoria, las esferas doradas de sus límites.

Atrás quedaba Ornans como objetivo de la tierra bienintencionada,

el barniz que los amantes lucieron en sus cuerpos,

los nombres olvidados. Un barullo de sombras y de luces ser no siendo.

Ese es el cebo que enfría las escamas, el hierro dúctil de la devastación.

¿Es cuerpo la memoria,

o la memoria es sólo ese nido de grullas

que habita entre nosotros?

 

Poema de Aldo Sanz para la confección del tercer número de la Revista FAKE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s