TRES POEMAS DE CHAPU VALDEGRAMA

 

PERDEDOR

Sólo oye rumor de naufragios

en las caracolas

 

en los paisajes al amanecer

sólo ve ocasos

 

en los puertos

despedidas

 

en las estaciones

ocasiones perdidas.

 

NO ES TU PERRO ESTE PERRO

Recelo de catedrales

que se erigen

en el nombre de empatías extraviadas.

 

Sé que hay seres despiadados

como tú,

que mendigan compasión.

 

Las estrellas que me regalas

me dan miedo.

Te las devuelvo

frías y vacías

mientras sonrío complaciente,

pero

 

no puedo vendar tus heridas:

 

las bestias me comieron las manos.

 

No quieras que sea tu mascota

este perro apaleado.

 

No sería justo.

 

NANA

No llores, bebé.

Te queda mucho  por vivir:

los plazos de la hipoteca,

los constantes desengaños,

amores desperdiciados,

jefes que te despreciarán,

ese constante vacío interior,

el frío glaciar del futuro incierto,

ese vacío interior,

la estrechez de una vida

con libertades minúsculas,

ese vacío.

 

No llores, bebé,

queda mucho por venir.

Guarda tus lágrimas.

 

Las necesitarás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s