BREVE REFLEXIÓN

Recitando en la CYLCON

Hoy han venido a mi memoria las palabras que una amiga me narraba a colación de una de sus últimas vivencias. Uno de sus últimos cristales.
Palabras simples, directas. 

Palabras.

Y así, hoy, recordando despacio, en mi silencio. Yo, aquí, de pronto y aún tarde: he sentido de nuevo el frío. El que siempre vuelve, el que siempre se está marchando para volver más tierno, más fuerte. Este miedo.

No ser suficiente, priorizar lo accesorio, ganar vergüenza y perder el amor propio. Sentirse vacío. 

Palabras.

Y sin embargo, tantas otras cosas.

Y Pienso: podemos hablar del monstruo sólo porque nos sentimos parte del monstruo. Vencerlo conlleva saldar una deuda razonable, nuestra, del tiempo. Saberse cómplice del caos y de la calma. Nutrir al lobo bondadoso. 

Ahora sus esquinas rozan mi mundo, pero: y tú, ‘¿Eres ya la mejor versión de ti mismo?’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s