LIBRO I: COMPOSICIÓN DE LUGAR (1/04/014)

Haciendo uno de mis recuentos matutinos he descubierto que el primer poema que escribí en el mes de abril, que garantizaba mi participación en el proyecto NaPoWriMo, ha desaparecido. Por este motivo, he decidido volver a escribirlo en una nueva entrada así que… allá va! -Con su Kiki de Montparnasse incluida, por supuesto-.

LIBRO I

Imagen

COMPOSICIÓN DE LUGAR

Dices que has gritado mi nombre,

entre los silencios secos

de tres paredes huecas.

Dices que has gritado mi nombre,

en las agujas

que me cosiste a tu espalda.

Dices que has gritado mi nombre,

en un paisaje agotado,

de fe invadida.

Dices que has gritado mi nombre,

pero es mentira:

has dinamitado mi cuerpo.

 

Anuncios

EPÍLOGO (30/04/014)

EPÍLOGO

Los espacios sonoros,

que son espacios de luz

y suave delirio,

se resguardan del humo

procedente,

de mil ciempiés urbanizados.

Buscamos Razones,

en cólera,

desmesuradas las fascinaciones,
que hoy,
se atragantan en las manos
del predorso de la locura.

Carecer de esencia

enroscada,

a los inicios de los bailes

sin sombra.

Hay una visión fragmentada
y una divisa decidida
a extraviarse;

un armazón que me recoge

las treguas de los días

salvados.

La totalidad englobada
en las cuencas de dos ojos

de litio;
tu te escondes
reflejando mis miedos,
y yo ya soy distinto:

La escena de los dos tontos

que no tocamos el piano.

PRELUDIO (28/04/014)

PRELUDIO

Éstas son las versiones que nos propone:

Un agujero, una pared que tiembla…

Alejandra Pizarnik

 

Vidas improbables,

de falso gusto, tacto,

de impronta convencida

sin estereotipo aparente.

Vidas improbables

de ocasión y desarraigo furtivo:

del orgullo a la guillotina

camina

el destino funámbulo

del cordón atropellado.

Vidas improbables,

a prueba de romperse

en meras trivialidades

de fe esperanzada:

Vidas improbables

que me hablan

desde los huecos conscientes

de lo inexistente.

.Alumbrada.

LIBRO IV: LA CONJUGACIÓN DE LOS VERBOS (25/04/014)

LIBRO IV

duchamp-dadaismo-dada-ready-made-pintura-surrealista-escultu-4110-MLA145406403_4708-F

LA CONJUGACIÓN DE LOS VERBOS

La conjugación de los verbos,

que ha arrancado los pilares

de la razón cartesiana,

juega al cache-cache,

en la rutina de los constructos

emocionales.

En una mano escondida,

la vigilia luce desvestida

mientras desciende

por los desvanes

de la mendicidad escalonada.

La conjugación de los verbos,

en doce labios desgastada

se repite en los arpegios

de doce bocas distintas,

salivadas las comisuras

inundados los apremios;

la inventiva que hace juego

en un diván retratada.

La conjugación de los verbos

y un carnaval austero,

me conceden los deseos

de antiguos trovadores

rocambolescos,

a la espera

de un sueño precipitado:

.Y yo, camino.

¿Dónde volcarse

los adverbios rotos?