UN POEMA DE MÍA GALLEGOS – VUELVO A LA NOCHE

De pronto vuelvo 
a la noche
con mis zapatos de agua.

Me desnudo
en el lento
ejercicio de mis manos
y busco
solamente
un objeto mío,
un pequeño barco,
un cometa,
un circo de inventadas cosas,
figuras cotidianas,
tuyas y mías,
que amo.

Pero sé
que de pronto
me vuelvo inaccesible
y vuelvo a ser silencio
y llama oscura,
donde mi barco
se escapa de tu orilla.


URUEÑA 2021

Octavio Paz decía:

«La poesía es la perpetua tensión del poeta hacia un absoluto del lenguaje, en la esperanza de cautivar la realidad, lo efímero, eso mismo que se desvanece en el momento en que uno lo piensa, da un paso, con palabras que no se esperan y milagrosamente se ordenan, gracias a la cadencia que el mismo artista vacila en considerar como el fruto de su paciente trabajo».

Cartel de eventos (diciembre) en Urueña

Tengo el honor de recitar algo de la mía en los ciclos poéticos de la Villa del Libro el próximo sábado 11 de diciembre. Será a las 18:30 horas en el Centro e-LEA.

Nos vemos y nos leemos pronto.


UN POEMA DE ELSA LÓPEZ

Cuando el cansancio es grande y tiene forma oblicua,
se sienta en el rincón más tibio de la casa
y reconstruye el mapa completo de la isla:

          El reborde de espuma rizado de gaviotas.
          Los volcanes al sur,
          al norte los barrancos.
          La palma de su mano abierta bajo el cielo
          en forma de caldera.
          Las nubes esmaltadas,
          el viento,
          los muros de la casa,
          y la abuela sentada en el sillón de mimbre
          viendo morir los barcos encima del estanque.

En ese itinerario de océano amargos,
el llanto se repliega de nuevo en lo más hondo
a contemplar, sin ruido, el paso de las aves.

De «Penumbra», 1985