LACASAPRENDIDA#0

imagen-fanzine

Portada del primer número del fanzine LA CASA PRENDIDA

 

Después de unos meses complicados, el número #0 del fanzine LA CASA PRENDIDA es ya una realidad accesible a todos.

Textos poéticos, relatos y fotografías han sido las obras mayoritarias en esta ocasión, y sus autores proceden de diferentes puntos de España como Murcia y Valladolid.

Como parte integrante de la organización de La Casa, puedo decir que estoy orgullosa del resultado final de esta incipiente entrega, que puede descargarse en la página original del proyecto. AQUÍ os dejo el link para que le echéis un vistazo.

A pesar de que hemos echado en falta más material audiovisual, no cesamos en nuestro empeño por hacer que el formato del fanzine trascienda el papel (próximamente publicaremos cómo conseguirlo en esta modalidad). Por eso, el próximo paso estará enfocado a una presentación en vivo de su contenido a la par que valoraremos en firme la posibilidad de realizar una performance ligada a LACASAPRENDIDA#0.

Las actualizaciones las iremos publicando en la página de LA CASA. Pronto novedades!

QUE TU FLOR VUELVA JARDÍN MI BOCA

Color I (diciembre de 2016)

Que tu flor vuelva jardín mi boca,

la grieta acaricie la grieta y se nazca

entera 

esta pieza soñada, de mundo,

de mano cogida a tu mano,

de lágrima hueca y vivir 

sin miedo, sin calma, sin prisa,

en esta noche de miradas como soles,

prender camino, y a la tarde

de este ‘aquí, mi vida’

ya resulte innecesaria la grieta,

este mundo,

este trago amargo,

este rostro mutuo,

que tan sólo importe ya:

soplar la flor.

RECUERDO

Mano izquierda, luz y color (diciembre de 2016)

Ayer, trasteando por mi cuarto, encontré el primer dossier de poemas, relatos y vivencias surrealistas que confeccioné hace unos años. En él dejé parte de quien fui, parte de mi melancólica niñez y algún que otro misterio sin resolver.

Y bien, ahora que todo ello vuelve a mirarme a la cara, a tomarme de la mano sin censura, tan sólo he sido capaz de anotar esta brevedad en mi cuaderno. 

Y aquí me comparto. Ya saben, apenas un recuerdo.

Flor de invierno con complejo de Amapola

Algún día del pasado inmediato, en 2012.

Titulo así esta maravilla conceptual. 

Hoy tengo 18 años. Veo la ciudad y es de noche, es decir, veo la ciudad por primera vez. 

Las luces se articulan sinestesia en mi cabeza y, desde entonces, sé que un cielo que se despide puede besar más dulce que un abrazo. 

Ya la vista me resulta insuficiente. 
Sueño con la luna: Brindo por las ausencias oníricas que me permiten imaginar lo que no es mientras camino y mis ojos vagan ciegos. 

Aquí, aunque no sé dónde me encuentro, 

me escondo, 

me hago buscar, 

he sentido el verano al escucharme de fondo.

Hoy tengo 18 años y bailo. Sin cornisa, sin los 23 de ahora, sin que la imagen resbale. 

Me he reconocido en lo simple. 

Creo que es hora de volver a creer.

Empiezo. Escribo.

.

.

Hoy ya no tengo 18 años. 

Creo que es hora de volver a crear(me).

.

.

Basado en hecho reales

REGRESO

untitled

“Naturaleza Muerta” de Alfonso Pindado (Ponchi)

 

Uno, a través de los años, va guardando pedacitos de quien fue en otros tiempos más favorables, más amables, menos arduos… si se observan desde el cristal del recuerdo y la distancia. Pedazos que, si bien aún nos configuran, ya no nos pertenecen y… Qué curiosa paradoja de propiedades extintas. 

Hace unos meses, uno de estos fragmentos yanomíos, habitante entrañable -y de la entraña- de uno de mis compañeros de infancia, regresó a mis manos convertido en color, cartón y olor añejo.

Al parecer, alguien me revive niña en sus afectos. Yo me acojo con gusto en las paredes de mi nueva casa. 

Gracias.